foto
foto1
foto2
foto3
foto4
foto5


DESAFÍOS DE LA REPEM EN EL CONTEXTO DE LA PANDEMIA COVID - 19


img 47

A manera de preparación para la Asamblea Ordinaria, hemos reflexionado sobre la “nueva normalidad” y la capacidad de resiliencia de la RED. Algunos apuntes que nos motivan a seguir adelante, a pesar de las dificultades. 40 años no pasan en vano

En el marco de la celebración de los 40 años de existencia de la REPEM, y con el propósito de generar espacios de reflexión y diálogo entre socias de la red, se han generado una serie de actividades sobre todo virtuales abiertas y públicas, para identificar los desafíos a los que hacer frente a lo que se ha denominado “la nueva normalidad” en Latinoamérica y el Caribe durante los próximos 3 años

 

16 meses de pandemia han marcado un hito de cambios en el mundo y en la educación popular, el proceso de adecuación a lo virtual, las condiciones particulares del contexto, convocan a elaborar una agenda de temas prioritarios para la región, algunos que no han cambiado pese a la constante lucha por la igualdad de condiciones para todas, todos y todes.

 

Iliana Pereira, maestra especializada en educación rural de Uruguay, socia de REPEM desde 1983, fundadora del programa de género educación y  economía, reflexionó sobre el desafío que implica para la red el contexto COVID -19. Partiendo de 1981, cuando los colectivos, grupos de mujeres y la cooperación internacional  comenzaron a organizarse y apoyar los procesos de democratización emergentes como consecuencia de las dictaduras; esas mujeres que volvían del exilio, salían de las cárceles o eran militantes, eran parte de una generación cargada de sueños y esperanzas y constituyeron un tejido vivo que, cuarenta años después, con muchos logros y temas  pendientes,  enfrenta ahora algo desconocido: una pandemia de dimensiones mundiales que ha agrandado las desigualdades y la violación a los derechos humanos de las mujeres sobre todo las más vulnerables, poniendo en evidencia otras pandemias la pobreza, el feminicidio, la sobre carga de cuidados y la violencia, en Latinoamérica y el Caribe especialmente.

Después del “Sunami” como señala Iliana, la REPEM necesita encontrar la forma de saber cómo, cada hilo, cada nudo, cada fibra de este tejido ha sobrevivido al contexto tan complejo,  y aprender cómo fortalecer la comunicación interna para sostenernos como red, potencializando el uso de todos los medios al alcance, para la incidencia política y la demanda de los derechos.

 

Por su parte María Elena Reynoso, maestra con diplomado en estudios de género, consultora en procesos de trabajo social, presidenta del consejo directivo Tierra Viva, en Guatemala, miembra de la REPEM por más de 15 años, compartió en su intervención la experiencia que desde su país  articularon las mujeres pese a la Covid-19; quienes se articularon en acciones de incidencia política, acciones para resolver temas de salud sexual y derechos reproductivos, violencia contra la mujer, problemáticas que se agudizaron en el contexto de la pandemia, este trabajo - aunque más reducido por las limitaciones,  logró posicionar de alguna manera la educación sin violencia, sin sexismo sin discriminación y sin racismo. Para ello destacaron el apoyo de la radio para la difusión de estas temáticas, promoviendo también el apoyo de otras tecnologías y medios como las aplicaciones y redes sociales, aprovechar de formar grupos que tengan puntos en común para apoyar en necesidades especificas, realidades concretas y el intercambio de potencialidades entre unas y otras. Señala además que las redes son el nuevo espacio público para las mujeres; pero el acceso sigue siendo restringido, sobre todo cuando hay que elegir entre “morir de hambre o morir de COVID”, se triplica el trabajo para las mujeres, especialmente en las tareas de cuidado, el teletrabajo, etc.

Ante estas problemáticas, se establecieron algunos temas que deben ser parte de la agenda de la Red durante los próximos 3 años en los que se destacan:

 

-          Visibilizar estas nuevas pandemias (violencia, feminicidio, violación de los derechos humanos, etc.)

-          Posicionar en la agenda mediática y política la capacitación, el derecho a la educación en un contexto de conectividad, en el que los estados garanticen el acceso, no solo a salud y vacunas, sino también al internet, ya que ahora la comunicación es una prioridad para el ejercicio de otros derechos como el derecho al trabajo y  la libertad de expresión.

 -          Encarar la crisis que se va a derivar de la pandemia, tarea de ver como nuestro trabajo como educadoras populares puede potenciar las actividades y emprendimientos de las organizaciones para mostrar el aporte económico de las mujeres para resolver las necesidades básicas de trabajo

 -          Incluir en esta agenda, la discusión de un nuevo modelo de desarrollo con atención en el medio ambiente y el ser humano, con enfoque de derechos humanos, con mayor inclusión de las diversidades.

 -          Hacer fluir las experiencias y saberes ya desarrollados en algunos países, como apoyo de unas a otras para fortalecer la red.

 Estas y otras necesidades son prioritarias para darle continuidad al trabajo que realiza la RED desde los contextos de la nueva normalidad, y en los nuevos escenarios post pandemia.

 

 

 



Av. Arce 2132, Edificio Illampu, piso 1, Oficina A
Telf/Fax. 591-2-2444922/23/24
La Paz-Bolivia.
©Todos los derechos reservados
foto