Inicio Red Virtual Pedagogía para la Paz: Aprender para Construir Cambios
Pedagogía para la Paz: Aprender para Construir Cambios
Miércoles, 03 de Mayo de 2017 07:38

Después de la segunda guerra mundial, el mundo comienza a hablar de paz como un elemento indispensable para garantizar el ejercicio de los derechos humanos y evitar que se continúen desencadenando conflictos armados de tal dimensión. Como resultado de varios esfuerzos para dar respuesta a la desmesurada crisis humanitaria que desencadenó el uso deliberado de todo tipo de armas durante los seis años que se prolongó la guerra, se conforma la Organización de las Naciones Unidas, instancia que desde entonces actúa como un puente para que los Estados miembros, adopten medidas direccionadas a la promoción y el reconocimiento de los derechos humanos.

Hoy en día, cientos de pueblos y comunidades en el mundo, continúan exigiendo el silenciamiento de los fusiles, el cese a las hostilidades, el respeto a la soberanía territorial, la preservación de sus creencias e identidades, el fin de prácticas colonizadoras, el desmantelamiento de ejércitos cómplices en la conformación de grupos paramilitares y violaciones de derechos humanos, el cumplimiento del derecho internacional humanitario, etc. Todo este cúmulo de reivindicaciones, hacen parte de las condiciones que permiten construir una paz que trascienda el desarme y la desmilitarización de los territorios, y que sea entendida como la satisfacción de las necesidades particulares de todas las personas, a razón de su condición de género, su pertenencia étnica, ubicación geográfica, posición socioeconómica o la existencia de limitaciones físicas o psicosociales, que impliquen dar respuestas diferenciales.

 

Reconocer que los conflictos no pasan del mismo modo por la vida de quienes lo enfrentan, es un paso gigante para la construcción de una paz plural, pero además, se debe contar con la participación de la sociedad civil en todos los espacios de interlocución que permita comprender, reflexionar, proponer y construir desde la horizontalidad. Es por ello que las mujeres, a través de la realización de acciones pedagógicas como el diálogo, la preservación de saberes, la formación y organización política, y la movilización social; se han convertido en actores clave para el restablecimiento de derechos en la construcción de paz y resolución de conflictos.

Históricamente, las mujeres han aportado a la construcción de paz, desde un lugar bastante invisible y silenciado, pues en medio de las jerárquicas relaciones de género, ha sido necesario exigir con vehemencia el protagonismo y la vocería para la exposición de una realidad particular que pasa por el cuerpo y el proyecto de vida. Son las mujeres quienes sobreviven a las guerras para enfrentar la palabra víctima, como una categoría que busca llenarse de otro sentido, uno que reconozca su activa participación en la reconstrucción de los tejidos sociales.

En estos tiempos donde el mundo se sacude entre gobiernos que toman decisiones viscerales, presidentes soberbios e intransigentes que no miden las consecuencias de sus actos; la violencia feminicida se ha exacerbado, tanto en su máxima expresión a través del asesinato de mujeres, como a través de comentarios misóginos y sexistas, declarados por personajes públicos que tienen la obligación de garantizar el derecho a una vida libre de violencias. Así las cosas, el movimiento de mujeres a nivel global, suma esfuerzos para integrar estrategias que den una respuesta eficaz al escalamiento del machismo que se propaga en interacciones presenciales y virtuales.

La pedagogía para la paz, vuelve a tomar relevancia en medio de estos contextos tan hostiles para la humanidad, pero particularmente para las mujeres que históricamente se enfrentan a las desigualdades de género, situación que se ha buscado desconocer durante los últimos años con el polémico argumento de “ideología de género”, empleado por grupos conservadores y de ultraderecha, con la única finalidad de retroceder avances en materia de derechos humanos, no sólo para las mujeres, sino también para la población LGBT.

Esta edición de la RedVa, se propone desarrollar diálogos y reflexiones frente al tema de la Pedagogía para la paz, que sin duda ha sido empleada por REPEM, como una oportunidad para contribuir al empoderamiento político de las mujeres, demostrando la necesidad de incluir una perspectiva feminista que transforme las relaciones de género y aporte a la deconstrucción de imaginarios, discursos y comportamientos nocivos que impiden construir una paz integral.