No dejar a nadie atrás: la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030

img 29

Informe Regional 2019 sobre la situación educativa de las mujeres y las niñas en siete paises de Latinoamérica

La Red de Educación Popular entre Mujeres de Latinoamérica y el Caribe -REPEM impulsó la realización de estudios como una contribución al seguimiento de las políticas de educación y género en articulación con los Objetivos de Desarrollo Sostenible – ODS (4to y 5to) de la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030. Este informe consolida los reportes de Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, México, Perú y Uruguay y señala los logros y principales desafíos desde la perspectiva de las mujeres.

La REPEM asume la educación como un derecho humano, por tanto, debe ser gratuita, pública, inclusiva, laica, no sexista y asegurarse a lo largo de la vida. Este derecho a su vez se constituye en una condición indispensable para acelerar la consecución de los objetivos de la igualdad, el desarrollo sostenible, la paz y para garantizar la realización de otros derechos.

Replantear la educación desde una concepción amplia de la educación y del desarrollo basado en los derechos humanos y la dignidad, la justicia social, la inclusión, la protección, la diversidad cultural, lingüística y étnica, es una reflexión de la UNESCO en el debate de la agenda de desarrollo 2030.

El Estado es el garante del derecho humano a la educación y por lo tanto, la instancia rectora. La carencia de perspectivas diferenciales y de género en las políticas y programas estatales y gubernamentales en el campo de la educación en América Latina y el Caribe es una constante. La ausencia de información desagregada por sexo en las estadísticas gubernamentales y el no tener certeza de los impactos de las políticas y programas educativos impiden ver puntualmente los avances y limitaciones y a su vez, conocer la realidad de las necesidades educativas de las mujeres.

Por otra parte, en la mayoría de los países no hay políticas para la educación de las personas adultas. Los sistemas educativos desarrollan políticas para la educación básica y secundaria, sin embargo, las personas adultas y especialmente mujeres están ausentes como beneficiarias de políticas o programas específicos.

Es indispensable pensar en la educación de las mujeres adultas como un aporte al desarrollo humano de los Estados dado que no es considerado como una inversión necesaria. Gran parte de los proyectos en EPJA son desarrollados por Organizaciones no Gubernamentales o por grupos de voluntarios que a largo plazo no son sostenibles por falta de financiamiento. Otro aspecto importante es la falta de políticas y programas específicos para el uso de nuevas tecnologías de la información y comunicación (TIC) en personas adultas, constituyéndose en un obstáculo más para la transformación digital y la reducción de la brecha digital de género.

La agenda de incidencia es amplia, pero el derecho a la educación irrenunciable.

First slide
First slide
Av. Arce 2132, Edificio Illampu, piso 1, Oficina A
Telf/Fax. 591-2-2444922/23/24
La Paz-Bolivia.

Todos los derechos reservados

Desarrollo Web: Dibel Soluciones en Tecnologia

facebook
twiter