Nuestras Líneas de Acción


Nuestra experiencia se basa en el desarrollo de actividades, acciones y elaboración de propuestas sostenidas en incidencia política en el campo de la educación y de los derechos de las mujeres con enfoque de género, buscando especialmente el empoderamiento de las mujeres que se encuentran en condiciones y situaciones de discriminación, desigualdad, violencia y pobreza en los distintos países de la región.

Las líneas de acción con la cuales trabajamos en REPEM y que nos permiten cumplir con nuestros objetivos son:


El concepto de EDUCACIÓN POPULAR comienza a tomar fuerza entre los años 60 y 70, producto de un despertar de los países latinoamericanos y como respuesta a una situación particular que vivían los pueblos de esta región: pobreza, falta de oportunidades, violencia, autoritarismo y represión, surge como propuesta para fortalecer la capacidad de defender sus derechos individuales y colectivos, partiendo del reconocimiento de sus prácticas sociales, analizando y teorizando a partir de ellas, planteando acciones tendientes a superar las realidades que les son adversas. En este proceso de educación-acción, se van adquiriendo cada vez mayores niveles de conciencia política para incidir en un proceso de transformación social.

La EDUCACIÓN POPULAR es un proceso de aprehensión del conocimiento, en donde quienes participan del mismo se constituyen en protagonistas, actores y hacedores de su propia realidad; por lo tanto, la educación popular, desde un ejercicio de reflexión- acción- participación busca transformar la realidad de las y los participantes, como alternativa para mejorar condiciones de desigualdad e inequidad. Para esto, se apoya en metodologías dialogantes, de reconstrucción de miradas, teniendo en cuenta otros saberes y otras prácticas y se convierte en un instrumento de emancipación y liberación personal y de transformaciones sociales, con la firme intención de formar pensadores autónomos "capaces de imaginar y de crear más allá de su conocimiento previo, con el derecho a tener derechos y con la responsabilidad de seres sociohistóricos"


La EDUCACIÓN INCLUSIVA busca garantizar el derecho a una educación para todos.

Para Gloria Ayala Oramas, consultora en gestión, planificación y evaluación educativa con enfoque de género y apoyo de TIC, es una estrategia de gran potencia para la inclusión social; por su propuesta metodológica y desarrollo pedagógico trasciende las barreras de la exclusión al conjugar la diversidad como centro de la atención educativa, al buscar la igualdad de oportunidades como derecho fundamental y como posibilidad infinita de respetar la variabilidad y gran riqueza humana en su diario transcurrir por ambientes cada vez más diversos que se deben conocer.

En ese sentido, REPEM ha buscado hacer visible la importancia de considerar las condiciones particulares del ejercicio del derecho a la educación por parte de las niñas y las mujeres jóvenes y adultas de la región, como son: las desventajas en el acceso a la escolaridad básica entre el campo y la ciudad; la inequidad en el acceso para las mujeres de las poblaciones indígenas, afroamericanas y otros grupos étnicos; la brecha cultural, científica y tecnológica, entre el conjunto de las mujeres y hombres de la región; la inequidad salarial entre mujeres y hombres con equivalente formación académica en el mercado laboral.


La EDUCACIÓN POPULAR FEMINISTA ha jugado un papel de gran valía para las mujeres, para las organizaciones femeninas y para las diferentes expresiones del movimiento social de mujeres. Al interior de los procesos de educación, formación y capacitación con las mujeres, ha sido posible el análisis sobre la opresión, la subordinación, la exclusión que viven estas, las múltiples discriminaciones de que son objeto, de manera especial las mujeres de sectores populares; opresión y discriminación que enfrentan por razones de clase, raza, etnia, género, entre otras.

La EDUCACIÓN POPULAR FEMINISTA ha llevado a que muchas mujeres de sectores populares se organicen y reflexionen sobre la vida comunitaria, se empoderen y participen activamente para cambiar estructuras machistas y patriarcales. Las corrientes feministas le aportan a la educación popular reivindicaciones y agendas políticas sobre temas que antes eran asunto privado, como la violencia de género, con el lema "lo personal es político", nutriendo los movimientos sociales en las dinámicas transformadoras de todas las formas de opresión.

Llevar estas reflexiones al terreno de la educación popular ha permitido entonces favorecer la construcción de las mujeres como sujetos políticos acompañando, valorando y aprendiendo colectivamente de la experiencia de las mujeres, asumiendo sus agendas y participación política con autonomía, visibilizando el impacto de las políticas neoliberales a nivel local en las vidas de las mujeres para contrarrestarlo y retarlo cualificando el accionar de las mujeres para ejercer un liderazgo incluyente.



First slide
First slide
Av. Arce 2132, Edificio Illampu, piso 1, Oficina A
Telf/Fax. 591-2-2444922/23/24
La Paz-Bolivia.

Todos los derechos reservados

Desarrollo Web: Dibel Soluciones en Tecnologia

facebook
twiter