Inicio La Red Va 21 de JUNIO DÍA DE LA EDUCACIÓN NO SEXISTA

21 de JUNIO DÍA DE LA EDUCACIÓN NO SEXISTA
Martes, 10 de Julio de 2018 06:09

21 de JUNIO DIA DE LA EDUCACIÓN NO SEXISTA

Fecha que se consolida en América Latina y el Caribe

 

Imelda Arana Sáenz

Coordinadora del Colectivo Nacional REPEM Colombia

 

En 1991 la Red de Educación Popular Entre Mujeres lanzó la Campaña Latinoamericana “Trabajemos por una educación humana no sexista” y convocó a la conmemoración de una fecha en que se impulsaran acciones de denuncia sobre la discriminación a las mujeres en el campo educativo y de sensibilización para eliminarla. La campaña se lanzó como una estrategia para ampliar y propagar la comprensión de lo que es el sexismo como expresión de la discriminación contra las mujeres, particularmente en los ámbitos de la socialización y la educación.

El 21 de junio, día dedicado a promocionar la campaña, se ha constituido en una fecha emblemática para las niñas y las mujeres de la región que enfrentan obstáculos para el goce del derecho a desarrollar sus capacidades, habilidades y conocimientos debido a falta de oportunidades, a la inequidad de los sistemas educativos de la región y al sexismo persistente en ellos. También ha sido significativa para las organizaciones y entidades que impulsan el derecho a la educación como derecho inalienable para todas y todos.

El sexismo es una construcción social producida en las sociedades androcéntricas, en donde el valor social de las mujeres y de lo femenino ha estado por debajo del valor asignado a los hombres y a lo masculino. Connota actitudes y prácticas discriminatorias hacia las personas por el hecho de pertenecer a uno u otro sexo y, aun cuando los hombres también pueden ser víctimas de sexismo, éste afecta fundamentalmente a las mujeres. El sexismo no es una actitud o una práctica intencional, pero es muy dañina para la autoestima, la autonomía y la construcción de identidades femeninas, así como para la convivencia entre los géneros y la vida social.

Las prácticas educativas convocan a las y los infantes a actuar de manera sexista. Los vestuarios y atuendos de uso en la vida escolar, la segregación de juegos y espacios, las prohibiciones y autorizaciones para actuar según se considere adecuado para hombres o mujeres, el desconocimiento de los diversos estilos de aprendizaje, los modelos de mujer y hombre propuestos o impuestos y demás prácticas sociales vigentes, contribuyen a la pervivencia del sexismo. La familia, la escuela y los medios de comunicación de masas son gestores y reproductores de sexismo. Emprender acciones para eliminar tal estado de cosas ha sido la proyección de la campaña impulsada por la REPEM y acogida por varias organizaciones hermanas.   

Las Conferencias Mundiales de Educación (Jomtien 1990, Dakar 2000, Incheon 2015) han establecido objetivos y metas para que en todos los países del mundo se adopten medidas acordes con la eliminación de las brechas educativas que afectan a las mujeres. En las dos primeras el énfasis fue puesto en buscar la universalidad de la escolaridad básica y aun así tal meta no se cumplió. En Incheon se avanzó en la adopción conceptos afines con la calidad y la inclusión educativa, favorables a la eliminación de algunas prácticas sexistas y a ver la educación más allá de la escolaridad, incluyendo objetivos para la educación de personas jóvenes y adultas. El Objetivo 4: “Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje a lo largo de toda la vida para todos y todas” es la formulación dada en los Objetivos de Desarrollo Sostenible a los propósitos acordados por los países del mundo como realidad educativa a alcanzar en el 2030.  

La REPEM se ha propuesto en los últimos años reanimar la movilización en torno a la lucha por una Educación No Sexista en la región y aspira a que el 21 de junio sea una fecha que cada vez adquiera mayor relevancia y, a mediano plazo, sea una fecha de masiva conmemoración.

El objetivo general con que se lanzó la campaña fue: “promover la movilización nacional y continental, en torno a la necesidad de convertir la educación en un instrumento eficaz para corregir las desigualdades de género, revalorizando el papel de la mujer y preparando a la población para compartir responsabilidades en la vida pública y privada”. Retomar o modificar este objetivo y las líneas de acción de la campaña corresponderá a la membresía de la REPEM y a las organizaciones amigas, ahora que se emprende un nuevo periodo ordinario de actividad de la red.