Inicio La Red Va

Por la memoria, por nuestras muertas. Este 25, las calles son nuestras.
Miércoles, 06 de Diciembre de 2017 07:43

Editorial La Red Va

Noviembre de 2017

 

Cada 25 de noviembre, las mujeres de toda Latinoamérica nos tomamos las calles para denunciar las constantes violencias de género que enfrentamos cotidianamente en diferentes espacios. Como lo han demostrado diferentes estudios a nivel nacional y regional, nuestros hogares se han convertido en los principales lugares de riesgo y vulneración para nuestra integridad física y emocional. La mayoría de los victimarios, continúan siendo nuestra parejas y ex parejas, quienes demuestran qué tan arraigado está el machismo como sistema de poder, que les hace suponer que nuestro cuerpo es de su propiedad, y por eso lo hieren, lo explotan, lo violan, lo marcan, lo matan.

El mundo se ensaña contra nosotras. El grado de daño que ha generado la misoginia sobre nuestras vidas, nos marca generación tras generación. Ahora, a través de los medios masivos como las redes sociales, se visibilizan aún más los casos de violencia basada en género, muchas veces cubiertos desde el amarillismo, y la complicidad patriarcal de los medios de comunicación, que tras titulares revictimizantes, se lucran con nuestras muertes cual guion de telenovela nociva.

Para responder a todo eso, nos organizamos en colectivo. Hacemos memoria de las más de 1.998 mujeres que durante el 2016 fueron asesinadas en América latina, y nos convierten en la región con mayor número de casos de violencia basada en género en el mundo. Por ellas, por las que durante este año han sido asesinadas por hombres que les consideraban parte de su propiedad, por actores armados que silenciaron lideresas sociales que defienden nuestros territorios, ríos, suelos y ecosistemas, por la institucionalidad que impunemente continúa prolongando la violencia desde su ineficacia y falta de voluntad política para actuar. En nombre de todas esas mujeres que hoy nos duelen y nos hacen falta, cubriremos las calles de nuestras ciudades para gritar nuestras rabias, para politizar las rabias y continuar exigiendo respuestas integrales y estructurales para este flagelo regional.

Salimos a las calles para exigir medidas contundentes y efectivas desde las instituciones del Estado, quienes están en la obligación jurídica y política de garantizarnos una vida libre de violencias, no sólo a través de la sanción a quienes nos asesinan, sino también previniendo desde una educación integral que desestructure actitudes, discursos, acciones e imaginarios sexistas que se socializan desde la infancia. Como REPEM, nuestra exigencia puntual es el fortalecimiento de los sistemas educativos de los países latinoamericanos no sólo desde la formalidad de escuelas, colegios y universidad, sino también desde espacios de educación propios conformados por las mismas mujeres, para que sean reconocidos y cuenten con mayores recursos para el fortalecimiento de los procesos políticos y organizativos.

Frente al machismo, respondemos con feminismo, en la lucha desde la incidencia política, la plaza pública y el espacio privado. Las mujeres de toda américa latina gritaremos en conjunto:¡Vivas nos queremos!

 
Abrirse al diálogo: la pluralidad generacional
Lunes, 04 de Septiembre de 2017 05:36

Editorial La Red Va

Agosto de 2017

 

La acción social se encuentra constantemente retada por la aparición y transformación de problemáticas y realidades que conllevan al surgimiento de nuevos discursos, estrategias y modalidades de resistencia para contener el avance de aquellas medidas políticas que buscan retroceder o impedir la garantía de los derechos humanos.

En ese sentido, no podría hablarse de una inmutable identidad colectiva que se genera alrededor de las apuestas y luchas. En esta actualidad que ha sido denominada por algunas/os sociólogas/os, como “sociedad del riesgo”, “post modernidad”, o “sociedad líquida”, los viejos referentes de movilización social, han tenido profundas configuraciones a la luz de una globalización que agudiza las opresiones y las hace más evidentes.

Leer más...
 
En Contextos de Alerta
Lunes, 31 de Julio de 2017 06:15

Editorial La Red Va

Julio de 2017

Gran parte de los últimos sucesos políticos que han atravesado nuestra región, tienen similitudes que se anclan a una misma matriz de origen.  Las “Marchas por la familia”, la campaña “Con mis hijos no te metas”, en países como México, Perú y Colombia, que reclaman un modelo exclusivo de familia compuesto por madre-padre-hijo/a; el recorrido de un bus naranja con mensajes transfóbicos por algunas capitales latinoamericanas; la propuesta del proyecto “Escola sem partido” en Brasil; son sólo algunas de las acciones que permean recientemente, la cotidianidad de la población. Si bien el debate apunta a espacios políticos –principalmente Ministerios de Educación-, también ha generado bastante opinión pública tanto en medios de comunicación, como en el común de la población.

Al buscar similitudes en todo este panorama, se encuentra un punto de convergencia que articula los principales discursos, argumentos, propuestas y acciones que caracterizan lo que podría denominarse una “cacería de brujas”, contra toda iniciativa que lleve consigo la palabra Género. Diferentes organizaciones defensoras de derechos humanos, han reaccionado a través de comunicados o acciones de incidencia para evitar que este tipo de agendas que desconocen los derechos de la población LGBTI, y de las mujeres; se materialicen en la adopción de políticas públicas que impiden avanzar en la construcción de sociedades más democráticas.

Perfilar los liderazgos de quienes están detrás de estas iniciativas es encontrar en la base una matriz de fundamentalismos religiosos que han comenzado a tener bastante injerencia en la agenda política de nuestros países. Sumado a ello, la articulación entre estos discursos y el despliegue de políticas neoliberales, que recortan presupuestos para la inversión social y abren la puerta para que las multinacionales a través de los proyectos extractivos saqueen nuestros territorios; dan como resultado un contexto bastante alarmante para el pleno ejercicio de la ciudadanía y un efectivo goce los derechos humanos.

Leer más...
 
¡Educar para la transformación!
Miércoles, 21 de Junio de 2017 21:36

Cada 21 de junio la Repem recuerda las historias de aquellas acciones, estrategias, diálogos y alianzas que permitieron la implementación del Día Mundial por una Educación no Sexista. Este año, se conmemoran 27 años de una campaña que a la fecha ha permitido avances en el posicionamiento del derecho a la educación como un eje indispensable para el empoderamiento de las mujeres; pero de igual forma, siguen siendo amplios los desafíos que enfrentan muchos países para la garantía de este derecho y la implementación de prácticas y pedagogías menos sexistas al interior de las aulas.

Son muchas las mujeres en el mundo que aún se enfrentan a mandatos patriarcales que les impide acceder a espacios de educación tanto formales como informales. Cuerpos y proyectos de vida que se ven anclados a un titular masculino que limita su existencia al espacio doméstico y privado, reduciendo toda posibilidad de tomar decisiones de manera libre y autónoma.

Una educación libre de sexismo contribuye por ejemplo, a dialogar reflexivamente frente a este tipo de situaciones que en ocasiones se sustentan en “la cultura”, e impiden avanzar en la creación de sociedades más justas y paritarias, donde hombres y mujeres puedan participar en igualdad de condiciones y los derechos individuales y colectivos puedan vivirse en armonía.

 

Leer más...
 
La constante situación de alerta desde la que se asume la existencia femenina
Martes, 06 de Junio de 2017 20:41

Las estructuras patriarcales han permeado cada rincón de nuestra cotidianidad. La constante situación de alerta desde la que se asume la existencia femenina, es reflejo de este problema estructural que se fundamenta en relaciones de poder desiguales entre géneros. La sensación de estar expuestas a algún tipo de violencia se da tanto al interior de nuestras casas, como en la calle. Hemos habitado y percibido los espacios de manera distinta, generando estrategias de autocuidado y autodefensa, creando redes de amigas para “avisarnos al llegar”, enviarnos la placa del taxi, analizando la calle más iluminada, cerciorándonos que nadie nos siga camino a casa, siendo conscientes del alto riesgo que tenemos no sólo a delitos como el hurto, sino a la violencia sexual y feminicida.

Ningún lugar parece escaparse de esta planeación estratégica que hacemos al transitar. Esta fue una de las reflexiones más comunes entre mujeres y feministas que se pronunciaron tras el feminicidio de Lesby Orozco Martínez, una joven de 22 años encontrada muerta al interior de la Universidad Autónoma de México, una de las universidades más destacadas de Latinoamérica, desde la que se han dirigido investigaciones y desarrollado procesos de intervención para hacer frente a las violencias basadas en género.

Leer más...
 
Las Mujeres se Mueven Hacia el Paro Mundial el 8 de Marzo
Martes, 28 de Febrero de 2017 08:19

La precarización de la situación laboral para las mujeres, la desigualdad salarial, el retroceso en el tema de los derechos sexuales y reproductivos y el acceso a la salud, las restricciones para el ejercicio y el derecho a decidir sobre su cuerpo, la maternidad infantil y el matrimonio forzado, las desventajas y barreras que permanecen para garantizar el derecho a la educación con calidad y a lo largo de la vida, las sobre cargas y responsabilidades en la economía del cuidado que siguen asumiendo las mujeres, el recrudecimiento de los hechos de violencias contra las mujeres y las niñas, el aumento de los feminicidios en todos los países de la región sin que se vean actos de justicia, sin que se vean acciones solidarias por parte de la sociedad en su conjunto.

Leer más...
 
<< Inicio < Prev 1 2 Próximo > Fin >>